Por Sandra Altolaguirre

Proyecto: EnREDandonos Bien

Los alumnos de la escuela secundaria General San Martín realizaron la campaña gráfica “Por los Buenos Tratos en Las Redes Sociales”

Proyecto: EnREDandonos Bien
Si bien las nuevas tecnologías son, en muchos sentidos, herramientas útiles a la hora de estar mas cerca de nuestros seres queridos, achicar distancias, generar que una noticia sea rápidamente conocida por miles de personas, adquirir otros aprendizajes con novedosos soportes, entre otras tantas cosas; también han provocado que se generen nuevas formas de violencia en los jóvenes a través de las redes sociales y dispositivos celulares. Los adolescentes actualmente  viven sus relaciones por las redes, pero muchas veces se reproducen cuestiones ligadas a la violencia, los malos tratos y la desigualdad.  El crecimiento de las agresiones, las humillaciones públicas, por parte de este grupo, van en aumento y lo peor es que se toma o lo viven como algo "natural" y "normal". Pero no es ni natural, ni normal, y de ningún modo, como adultos que somos debemos avalar esta idea. Sea con mensajes telefónicos, videos, imágenes de mal gusto, publicaciones de comentarios que buscan dañar a otro,  se  ponen en riesgo la integridad física y psicológica de  muchos adolescentes.
Es por ello que a fines del 2015 comenzamos a escribir un proyecto para presentarnos en un concurso de Extensión Universitaria con la docente Cecilia Gutierrez y Maria Josefina Ignacio que diera visibilidad a  aquellas situaciones de malos tratos en la red ,  que tienen lugar en los jóvenes y que generalmente son aceptadas y minimizadas, de manera que puedan ser identificadas como situaciones de violencia. Entre los objetivos que se plantearon para trabajar fueron: favorecer la desnaturalización de la violencia, construir otros modos de relaciones no violentas dentro de las redes sociales,  generar una espacio de discusión, reflexión y participación para la creación de acciones tendientes al fortalecimiento de vínculos pacíficos y producir otros discursos tendientes a la construcción de valores, respeto, tolerancia, no discriminación, de igualdad en la diversidad, de solidaridad y cooperación. 
 
 

Paradigma de la paz
Si tomamos como marco teórico el paradigma de paz, creemos que hablar de buenos tratos, respeto, confianza, ternura, solidaridad puede ayudarnos a prevenir situaciones de violencia, ya que los malos tratos no son conductas innatas en las personas: se aprenden, se toleran y en muchos casos se  justifican (podría agregar el papel que juegan los adultos , como padres, maestros en ésta "naturalización", donde tratarse mal, humillarse, insultarse o excluir al otro , pareciera ser  hoy  "un asunto de ellos", "una cosa de chicos"; pero solo caben las preguntas: ¿no somos responsables directos de ellos?, ¿acaso no estamos para cuidarlos y guiarlos en su accionar?) .
Al ser prácticas aprendidas se pueden cambiar.( si los adultos, como dije antes, nos hacemos cargo).  En este sentido, los adolescentes y jóvenes están en un momento de la vida en el que es posible construir otras formas de relacionarse basadas en la promoción de sus derechos y el respeto de las/os otras/os. 
Realizamos  entonces una campaña gráfica con alumnos del nivel secundario de la escuela "General San Martín" y  junto con herramientas artísticas y disparadores gráficos y audiovisuales, reflexionamos sobre situaciones que tienen relación con la información, la privacidad, el uso responsable en las redes, también las formas y la desnaturalización de la violencia,  los buenos tratos y las relaciones basadas en el respeto.
Respecto a la educación para la paz, podemos decir que es el proceso de adquisición de los valores y conocimientos, así como las actitudes, habilidades y comportamientos necesarios para conseguir la paz, entendida ésta como vivir en armonía con uno mismo, los demás y el medio ambiente. La educación para la paz es un derecho y acepta el conflicto como parte natural de la vida y procura su pacífica solución. La educación para la paz  presupone tomar partido en el proceso de socialización por valores que alienten el cambio social y personal y cuestiona el propio acto educativo cuya concepción tradicional,  es la de la enseñanza como algo que meramente se trasmite, sino, por el contrario, como un proceso activo-creativo en el que el los participantes son agentes y protagonistas vivos de transformación donde se combinan ciertos conocimientos  con la creación  de un sentimiento empático que favorézcala comprensión y aceptación del otro, que por supuesto es diferente a mí. Como sabemos, la escuela supone una enseñanza y un aprendizaje tácito de normas, valores, hábitos y disposiciones. La tolerancia, la participación, la empatía, la solidaridad y demás valores "alternativos” deben vivirse con el ejemplo.  Se trata, en suma, de aprender a pensar y a actuar de otra manera,  como un proceso por el que se irá pasando de la desigualdad a la igualdad, de la injusticia a la justicia, de la indiferencia al compromiso.
Consideramos que  la diversidad nos enriquece.  y que es  importante aceptar la diferencia como un rasgo distintivo de la realidad humana, apreciar la diversidad como algo intrínseco a nuestra condición e incluso necesario para compartir un mundo  más heterogéneo y menos uniforme. Lógicamente como proceso debe ser continuo y permanente, para enseñar a "aprender a vivir en la no violencia", y que confía en la creación de ámbitos de justicia, de respeto, de tolerancia y felicidad gradualmente más amplios, pero ésta fue, si se quiere una prueba piloto de lo que podríamos trabajar más adelante como proyecto institucional, en ese establecimiento o en cualquier otro ámbito educativo. Diríamos que educativamente el proceso de enseñanza-aprendizaje de la cultura de la paz , implica una ética personal y social fundamentada en la convivencia en libertad , en igualdad, consensuada y  plenamente democrática. 
Una cultura de paz es aquella que, valora determinados principios relacionados con los derechos humanos: vida, igualdad, inclusión, fraternidad, libertad, diversidad, pluralismo, creatividad, cooperación, solidaridad, compañerismo, armonía, cordialidad.  Y es aquella en la que, estos principios se materializan a través de valores, actitudes, tradiciones, comportamientos y estilos de vida que buscan la no violencia y que están encaminados al diálogo y al debate, como herramientas fundamentales para la inclusión, la solución acordada de conflictos y la construcción de producciones colaborativas y consensuadas. 
Lev Vygotsky refiere que la tarea de los maestros es proponer a los estudiantes retos cognitivos, afectivos, culturales,políticos, ecológicos, artísticos y sociales que los atraigan y los inviten a avanzar hacia ellos apoyándose en lo que conocen, valoran y desean. También consiste en ofrecerles tiempos y espacios para que discutan y compartan con sus pares las emociones, dudas y sorpresas que este proceso produce en ellos, para comparar, contrastar,organizar y ponderar, en grupo, lo que aprenden. Porque,para construir conocimiento, la presencia de pares que dialogan, reflexionan y debaten juntos es inspensable. Hay que construir caminos favorables al desarrollo de una cultura para la paz, con mecanismos de prevención de la violencia, el egocentrismo, la exclusión, la intolerancia frente a  lo diferente, el prejuicio, la discriminacion, que nace desde el desconocimiento. "Si el otro no me conoce, me juzga". Hay que acercarse al otro, reconocerlo como semejante, aún en la diferencia. Este reconocimiento está ligado a la ternura y al cuidado. En este caso,  en el trabajo en el aula, que estuvo atravesado por expresiones artísticas y  el juego cooperativo fueron utilizados como instrumentos para favorecer esa integración, ya que el arte nos permite expresarnos y conocernos. Mediante recursos plásticos, lingüísticos , visuales,  el arte permite expresar ideas, emociones, percepciones y sensaciones. Sabemos que  la expresión artística es una importante  herramienta de transformación social, que lleva implícita la educación para la paz y la construcción de una sociedad conformada por sujetos activos de derechos, conscientes de sus potencialidades y comunicados a través del lenguaje universal ,  ese lenguaje que va "...más allá de lo visible, de lo tangible y de lo posible".

Colaboradores
Esta campaña pudo llevarse a cabo gracias al aporte y la colaboración de Puerto Quequén (Puerto Ciudad), cuyo presidente es Arturo Rojas, a la directora Claudia González que nos dió el aval para poder realizarlo en su escuela, a la docente Cecilia Gutierrez y sus alumnos de 5  1°y 6 1°, al diario Ecos Diarios por su difusión.
Podrán ver en el video que se adjunta a continuación ( lo encuentran en you tuve como : Proyecto EnREDándonos Bien) ,  un compilado del trabajo realizado con los chicos/as y editado por Diego Ponce. Y la placa que ilustra la portada de la nota, fue una de otras cuatro que los mismos diseñaron para la campaña gráfica.

Comentarios

Necochea // Argentina - Copyright 2016 · www.ecosdiariosweb.com.ar