22°Actual 20° Min 32° Máx
Entre Costa Bonita y Arenas Verdes

El fuego arrasó con 140 hectáreas, entre campos, médanos y montes

Seis dotaciones de Bomberos trabajaron arduamente durante más de ocho horas para controlar el siniestro que tuvo llamas de más de diez metros de altura. No hubo víctimas personales ni viviendas de alrededores amenazadas

El fuego arrasó con 140 hectáreas, entre campos, médanos y montes
Seis dotaciones de Bomberos de Necochea y Quequén trabajaron arduamente ayer por espacio de más de ocho horas para controlar varios focos de incendio generados en el límite entre los balnearios Costa Bonita y Arenas Verdes.
Las peores consecuencias se dieron sobre terrenos del Partido de Lobería y fuentes oficiales informaron que cerca de 140 hectáreas de campos, montes y médanos fueron arrasadas por el fuego que se inició poco después del mediodía de ayer.
No hubo que lamentar víctimas personales ni tampoco los grupos de servidores públicos sufrieron dificultades para desempeñarse, aunque el intenso viento reinante en la zona y la topografía del lugar jugaron un rol preponderante durante las intervenciones. 
Por otro lado, vale indicar que no tuvieron inconvenientes viviendas del casco urbano de Costa Bonita y de los predios rurales afectados por la propagación de los focos ígneos desarrollados en la tarde de ayer.

Vecinos en alerta
Una intensa cortina de humo se pudo divisar desde las playas de Quequén y Necochea en el lapso de un par de horas, hasta que fue avanzando el accionar de los bomberos locales que acudieron a sofocar el incendio.
Habitantes de Costa Bonita, entre residentes de todo el año y turistas, estuvieron en alerta por la expansión de las llamas que en determinado momento alcanzaron una altura superior a los diez metros, especialmente, en las hectáreas de montes.
El fuego se habría iniciado en la zona de calles 520 (continuidad de la avenida Antártica Argentina) y 11 de Costa Bonita, y se propagó en sentido al balneario Arenas Verdes, montes y campos del vecino distrito de Lobería.
Conductores de diversos vehículos que transitaron ayer por la ruta provincial 88, tanto en sentido hacia Mar del Plata como hacia Quequén, pudieron observar durante horas las extensas cortinas de humo que se movían de un lado a otro, según la dirección del viento en cada momento. 

Ardua labor
Se supo que debido a los distintos focos de incendio se vieron afectadas más de 80 hectáreas de rastrojos de cebada, tres silos bolsas que contenían cereal en un establecimiento agrario; más de 15 hectáreas de montes de eucaliptos y 40 hectáreas de médanos, donde se quemaron pastizales y plantas de diferentes especies.
Fuentes consultadas del Destacamento de Bomberos de Quequén indicaron que la labor fue ardua de las seis dotaciones que intervinieron por espacio de más de ocho horas para contener la difícil situación planteada con el fuego.
Por su parte, giró en cuatro o cinco oportunidades el viento y fue un factor preponderante en el trabajo de los servidores públicos. Además, las características del terreno hicieron e ciertos casos complicada la llegada de los efectivos con sus respectivas unidades forestales y autobombas.

Con un avión
Bomberos Quequén valoró la participación de un avión perteneciente a la firma local Echegoyen Fumigaciones que arrojó agua sobre las llamas en reiteradas ocasiones. 
La nave se desplazó hacia su base de operaciones para cargar el líquido elemento y luego sobrevoló toda la zona afectada por el siniestro, ayudando a la tarea de los agentes. 
Cabe acotar que desde el área de Defensa Civil del municipio se llevó a cabo un monitoreo de la situación y se colaboró con el despliegue de hombres e infraestructura de servicio del Cuartel de bomberos de Necochea y el Destacamento de Quequén.
Anoche continuaban los controles de cenizas para evitar que los focos se reactiven en las próximas horas. ///

Comentarios

Necochea // Argentina - Copyright 2016 · www.ecosdiariosweb.com.ar