15°Actual 11° Min 16° Máx
PERSONAS Y PERSONAJES

Con el amor como base, creó toda una institución para ayudar a su hija

“Belcha” Arregui se jubiló como docente pero no ha dejado de trabajar para darle una buena calidad de vida a Mariana y a otras personas de la ciudad

Con el amor como base, creó toda una institución para ayudar a su hija
Por Ian Larsen - Redacción

Elida Arregui no tenía la más mínima idea de lo que era la discapacidad hasta que Dios o el destino le acercaron a Mariana a su vida. Primero no entendió por qué tenía que seguir luchando si ya había perdido a uno de sus hijos. Sin embargo, con el tiempo entendió que la simpática y divertida Mariana había llegado a su vida para renovar sus fuerzas y brindarle la posibilidad de ayudar a mucha gente.
Después de aprender muchas cosas y capacitarse, Belcha, como la mayoría de sus conocidos la llama, creó "Ayúdenlos”, un lugar que ofrece dignidad y calidad de vida a personas con discapacidades. Aún hoy, con sus 71 años, Arregui anda por el hogar hablando, bailando y jugando con los que residen allí para alegrarles el día. 
En sus tiempos libres, que son pocos, disfruta de viajar con amigos, conocer lugares y descansar, aunque gran parte de su vida se encuentra en el Hogar y en la familia.

Historia familiar
Belcha nació en el año 1945, en casa de sus abuelos, en la misma habitación que había nacido su padre. Hasta el día de hoy conserva gratos recuerdos de aquellas calles centrales de Quequén, en donde tenían una vida casi como si fuera la del campo.
La familia estaba compuesta por sus padres y sus hermanos, siendo Belcha la más chica de los tres.
Su padre había quedado huérfano desde muy chico y luego empezó a trabajar en la sección de carpintería del Ministerio de Obras Públicas pero, al terminar de cumplir sus funciones, su labor seguía en su casa ya que le habían prestado un terreno en el cual tenía una huerta, algunas vacas y gallinas. "Teníamos un gran ejemplo de mi papá, de lo que es la constancia, el respeto y el trabajo. Nosotros regábamos la quinta y le dábamos agua a los animales cuando él no podía. Dejé el caballo recién cuando empecé el secundario”, comentó Arregui.
Por otro lado, su madre también era muy trabajadora y estaba abocada a la costura. A tal punto que llegó a tener reconocimientos por hacer trajes de novia y hasta tuvo su pequeña academia. 
Con el objetivo de tener su dinero, a los catorce años, la joven Arregui empezó a trabajar en una panadería que quedaba cerca de su casa.
Sus estudios primarios los cursó en la Escuela Nº 5 (que hoy es la 31), la cual pertenecía a Lobería y le quedaba muy cerca de su casa. Ya desde chica tenía la inclinación de ser maestra, de tal manera que, en quinto grado, si faltaba alguna maestra de la tarde, la directora le preguntaba si no quería "hacer de maestra”. "Yo tenía catorce años y tenía alumnos particulares, al mismo tiempo que arranqué en la panadería”, recordó.

Docencia y jubilación
Cuando se recibió de docente empezó a dar clases en primaria pero también llegó a dar en preescolar. Por 16 años trabajó en el colegio Nuestra Señora de la Merced aunque dos años antes había estado en el Hogar Stella Maris, que tenía un anexo de La Merced.
A lo largo de los años también ha pasado por escuelas rurales de Juan N. Fernández, Claráz, y luego concursó para inspectora por lo que sus últimos años ejerció en ese rol. Simultáneamente dio cátedras de historia en el secundario de la Escuela Media Nº 2.
En 1981, su esposo tenía un colectivo con el que se fue a trabajar a Juan N. Fernández para trasladar a los operarios que hacían la instalación del gas. De esa manera, Belcha también aprovechó a mudarse con sus hijos para empezar a hacer suplencias y, además, daba clases de formación profesional, al igual que su marido que tenía el oficio de mecánico.
Cuando en Fernández ya no tuvieron más lugar para Mariana ni un colegio donde llevarla, vendieron la casita que habían armado y se volvieron a Necochea.
Cuando Mariana cumplía 15 años, su padre enfermó y al poco tiempo Belcha quedó viuda.
En lo que respecta a lo personal, tuvo cinco hijos, de los cuales Mariana es la más chica. Cuando su marido falleció por causa de una rápida enfermedad, a Belcha le quedó una gran preocupación: qué sería de su hija el día que ella falte. Así fue que hace veinte años se juntaron con un grupo de padres y crearon el Hogar y Centro de Día "Ayúdenlos”. 
Cuando la niña cumplió tres años, Belcha empezó a viajar una semana al mes hasta La Plata para estudiar el profesorado de irregulares motores y paralíticos cerebrales. 
Estar una semana lejos de sus hijos y de la casa fue todo un desafío, además debían quedarse en la casa del docente o en un convento ya que los medios económicos no permitían un alquiler. Así pasaron casi tres años. "Los médicos me decían que no iba a caminar y hoy la gorda camina gracias a que me pude poner en contacto con profesionales y de que me pude encargar de la rehabilitación con lo que había aprendido”.

El Hogar
El Hogar comenzó en una casa que fue prestada por la Municipalidad por cinco años y luego se las terminó donando, en la calle 53 entre 66 y 68.
Con el tiempo fueron notando que los chicos que estaban ahí iban creciendo y empezaba a molestarles el clima de actividades para niños que se creaba en ese lugar.
Así es que Belcha y sus compañeros empezaron alquilando una casa que necesitaba muchas refacciones para, de a poco, ir acondicionándola.
Dado que la obra social les debía mucho dinero, el día que les pagaron la deuda, compraron la casa que alquilaban en la calle 66 Nº 2855. "El día que yo no exista más, le quedan a Necochea dos instituciones en las que chicos y grandes con discapacidades tienen gimnasia, talleres de cocina, costura, artesanías, computación, paseos y un montón de actividades”.
Cabe señalar que "Ayúdenlos” es tanto un hogar como un centro de día y por eso hay algunos que duermen allí y otros que no. "Es un sacrificio permanente pero es casi como mi casa. Lo miro con mucho amor y vivo sacando fotos Ahora estoy mas grande pero tengo un grupo de gente y amigas que me acompañan y me contienen. Soy una privilegiada”, concluyó.///

Comentarios

Necochea // Argentina - Copyright 2016 · www.ecosdiariosweb.com.ar