12°Actual Min 12° Máx
Perfil de mujer

"Me gustaría que Quequén siga siendo un lugar de encuentro"

Expresó la diseñadora gráfica, Julia Urchipía quien elegió la ciudad para vivir y desallorarse profesionalmente

"Me gustaría que Quequén siga siendo un lugar de encuentro"

Julia Urchipía es diseñadora gráfica y desde que era una niña venía a Quequén de vacaciones un mes con su familia y tiene los mejores recuerdos de aquella época. Si bien nunca perdió contacto con Quequén, viviendo en Buenos Aires y Mendoza, siendo una mujer adulta decidió apostar por el lugar que le brindó una infancia y adolescencia maravillosa, por eso refuerza su idea de que "Quequén siga siendo ese lugar de encuentro de amigos y familia, de un buen recuerdo de un verano compartido, con ganas de volver en cualquier época del año, sea primavera, invierno, otoño o verano".

Julia se enamoró de Quequén, de su gente y le gustaba venir con su familia y sobre todo por el lugar y los amigos que tenía.

"En aquel entonces Quequén era la nada misma, mientras no lloviera fuerte sea invierno o verano, nos ibamos a descampados, a la playa, y mi padre que era nadador, nos invitaba a meternos al mar y éste nos revoleaba como pelota de trapo", recordó.

No era una playa poblada, a ella y a su hermana las dejaban ser libres y disfrutar de la naturaleza. "Como nos podían ver a simple vista nos largaban a jugar y era genial".

De su adolescencia tiene muy presente Monte Pasubio, hacer fogones en lo que era la olla que ahora es la Hélice, "estaba muy bueno, era super sano".

Siendo adulta se venía de vacaciones un mes y en un momento llegó a acomodar su agenda de tal manera que se quedó un mes y medio, y cuando le tocaba irse lloraba como una niña de tres años.

A partir de ese momento se dio cuenta que tenia que intentar y animarse al desafío de cambiar su lugar de residencia, despues de todo, no era algo nuevo para ella, ya que se había ido de Buenos Aires a Mendoza y Quequén ya estaba en sus planes.

Tiempo atrás ya había echo el intento de Mendoza, a donde llegó sin trabajo, sin casa, en cambio en Quequén había una casa de veraneo de su familia que la estaba esperando.

Desde hace cuatro años está viviendo ahí, luego de hacer varios arreglos y mejoras en su estructura.

"Estando en Mendoza se me hacía muy dificil venir a Quequén, teniendo 20 horas de viaje, y ahi fue cuando dije voy a hacer el intento de venirme a vivir", señaló.

Julia aseguró que la ciudad tiene sus tiempos, su impronta, donde no se puede imponer algo que no está surgiendo, uno se tiene que adaptar a su ritmo, de lo contrario nunca vas a estar en sintonia.

"Empezás a conocer al vecino desde otro lado, dejas de ser un anónimo, soy la chica que vive en la casa de madera y te identifican enseguida en la calle y eso me gusta", indicó.

 

Souvenir

Julia buscó de alguna manera hacer algo vinculado a su profesión y con Quequén, "quería hacer algo por el lugar donde estaba viviendo".

Asi surgió el proyecto del mapa turistico que hoy ya se ganó un lugar, después de estar cuatro años en la calle.

Viviendo en Mendoza, como diseñadora hizo toda la informacion turistica, desde los puntos a visitar, información y le pareció super interesante para hacer en Quequén donde no habia un mapa de cómo llegar a Necochea o a Quequén, ni al Faro, entre otros lugares.

"Vi una necesidad y empecé a armar un mapa, con la idea de promocionar Quequén, sus productos, destinados a los vecinos y a turistas, que les encanta las playas pero cuando salen a pasear lo hacen a Necochea, tal vez porque desconocen todo lo que hay en Quequén", detalló.

La idea es que el turista se lleve algún recuerdo y que el mapa sea una especie de souvenir, y que al mismo tiempo les brinde un servicio.

"Cuando sali la primera vez a visitar a los comerciantes nadie me conocia, me miraban de reojo, y les explicaba el mapa, la idea y hoy en día me han tomado como un referente de informacion turrística y me encanta", comentó.

Inclusive armó una pagina en Facebook: Vivi Quequén

Julia está comprometida con su ciudad a tal putno que tambien integra el grupo proteccionista Playas de Quequén, donde el objetivo es lograr una planta de efluentes cloacales.

Otro de los desafíos que se propuso Julia para este y el año que viene es estudiar el tramo docente para el nivel superior.

En Mendoza había dado clases a nivel terciario y a profesionales sobre diseño gráfico, pero nunca habia aprendido la teoria y este año se animó. "Veo muy positivo el hecho de capacitarme y me ha gustado siempre dar clases, antes iba a las casas y lo hacía de forma particular, les mostraba cuáles eran las herramientas y cómo se vinculaban".

La profesional se recibió a los 27 años y hoy tiene 43. "Tengo que adaptarme al ritmo de estudio, a leer, tengo mucha teoria y psicologia", dijo y añadió que "aprender a enseñar es un desafio, y durante mucho tiempo crei que no tenia paciencia para enseñar porque lo hacía en mi lugar de trabajo a chicos nuevos que ingresaban, no era el lugar indeicado". Proximamente estará seguramente cumpliendo otra meta más.///

 

 

 

RETRATO

 

Manualidades

 

Julia Urchipía está casada, no tiene hijos y siempre le gustó hacer manualidades y pintar. En cuanto llegó a su casa en Quequen encontró un monton de maderas, corchos, caracoles, boyas, pitones, clavos, sogas , que las habia juntado su papá años atrás.

"Cuando las encontré me di el gusto de armar, pintar y darle utiildad a esos objetos, me gusta trnasformalas", dijo.

Inclusive el souvenir de su casamiento fue un caracol con resina, bien autócno que los identificó a los dos y al lugar en donde viven.

"Queríamos ofrecer algo de Quequén y que tuviera que ver con nosotros", recordó.

Su meta pendiente es que los turistas y la gente identifiquen al mapa turístico como el souvenir de Quequén que se quieren llevar.
Comentarios

Necochea // Argentina - Copyright 2016 · www.ecosdiariosweb.com.ar