16°Actual 17° Min 30° Máx
Perfil de mujer

“El yoga hace que uno empiece a conocerse a sí mismo”

Sandra Varela. Formadora de instructores y master de AeroYoga

“El yoga hace que uno empiece a conocerse a sí mismo”

Desde hace más de 12 años Sandra Varela se dedica a la enseñanza de yoga integral, y en la actualidad está abocada a la formación de instructores y profesores, realiza talleres y jornadas de meditación, así como también brinda sesiones de reilki. En ese camino de buscar el desarrollo del ser desde hace un tiempo se ha especializado en la práctica del AeroYoga.

Se trata de un método artístico de crecimiento personal desarrollado en España por Rafael Martínez. Es un sistema original aéreo, cuya herramienta principal es el columpio de inversión, que consta de una hamaca y estribos, que facilitan la ingravidez con total seguridad para el alumno.

En esta disciplina convergen las técnicas de Yoga Aéreo-Holístico (desde una mirada que abarca mente cuerpo y espíritu). Pilates Aéreo-(técnico). Fitness Aéreo (aeróbico).

Cabe destacar que Sandra es la única instructora del Método AeroYoga AeroPilates y tiene su

centro de práctica denominado "Casa del Claro”.

 

Gimnasia

A los 27 años comenzó a dictar clases de gimnasia localizada y durante muchos años también hizo masajes terapéuticos hasta que en determinado, y buscando brindar otro servicio y atendiendo a las necesidades de sus clientes, comenzó el instructorado de yoga.

Sobre el particular dijo "el yoga hace que uno empiece a conocerse a uno mismo desde el ser más integral”.

En la actualidad es formadora de profesores y comparte la sala con sus hijos y comentó que "una vez que se comienza este camino se produce una apertura, siempre en la rama del servicio”.

En 2014 realizó cursos de maestría en AeroYoga en Buenos Aires, "viene de España una vez al año a dar clases, es una planificación de trabajo con resultados”.

 

Inclusivo

Cabe destacar que este método es no excluyente, ya que por sus diferentes niveles pueden practicarlo, adultos mayores (Nivel 0 restaurativo, terapéutico). Adultos, jóvenes y niños (Niveles 1 y 2 desde el contacto con el suelo, hasta la total ingravidez), "siendo el nivel acrobático el de mayor exigencia”, expresó.

Además, se constituye en una base de entrenamiento óptimo para elevar la performance de todos los deportes, ya que cuenta con un plan de entrenamiento para cada necesidad, para los deportistas "de fin de semana” hasta los profesionales.

Los beneficios de su práctica son numerosos y entre ellos se pueden enumerar, refuerza y redefine la musculatura; elimina el dolor de espalda. Estira la columna: descomprime las vértebras,

"oxigena” la médula espinal. Contribuye al buen drenaje linfático y circulatorio; reactiva la circulación; regenera y fortalece las articulaciones; reactiva el aparato digestivo y el respiratorio y combate la hipertensión, entre otras. Además, aumenta la creatividad y la conciencia del cuerpo. Potencia las capacidades mentales y es relajante emocional.

 

Retrato.

Trabajar desde lo lúdico

Varela pertenece a la Asociación Bonaerense de Yoga, su formadora en nuestra ciudad fue la profesora Ana Paz. Por su parte, la maestría en AeroYoga la realizó en el instituto Argentino de Yoga en La Buenos Aires y presentó sus trabajos y tesis vía Internet.

Para Sandra este método ha significado una bocanada de aire, le permite trabajar desde lo lúdico y todas las personas pueden practicarlo, y expresó que "se está trabajando con chicos con capacidades diferentes porque les da la posibilidad de liberar su cuerpo y tener otra perspectiva”.

La práctica de yoga le permitió unir cuerpo, mente y espíritu, se muestra como una persona serena y presente, siempre hice camino y me lo fue presentando la vida”.

Nació en Capital Federal y a los 11 años vino de vacaciones con sus padres de vacaciones y decidieron radicarse aquí aunque posteriormente vivió en Azul y Buenos Aires.

Comenzó el secundario en el colegio Pío XII y lo culminó en ese establecimiento a los 32 años.

Incursionó en la carrera de abogacía y también cursó unos meses la carrera de Comunicación, "tuve que dejar para poder dedicarme a mi actividad”.

Sandra está casada, tiene dos hijos y un nieto de 10 años, además de sus obligaciones cotidianas le gusta escribir y periódicamente hace colaboraciones para la revista de la Asociación Bonaerense de Yoga.

Comentarios

Necochea // Argentina - Copyright 2016 · www.ecosdiariosweb.com.ar