19°Actual 17° Min 26° Máx
Nuestra historia

La obra que cambió la comunicación terrestre

Se cumplirán 51 años de la inauguración de la terminal de ómnibus. Las gestiones habían comenzado en 1956. Se tardó diez años en llevarla a cabo

La obra que  cambió la comunicación terrestre

El próximo miércoles, junto a un nuevo aniversario de la fundación de la ciudad, se recordará la inauguración de la terminal de ómnibus, que se produjo también un 12 de octubre, pero de 1965.

Hace exactamente 51 años, la apertura de la terminal modificaba definitivamente el transporte terrestre de pasajeros.

Hasta ese momento cada una de las compañías de larga distancia que operaban en Necochea contaba con sus propias paradas en distintos lugares de la ciudad, lo que originaba diversos inconvenientes a los pasajeros.

 

Intensas gestiones

El 10 de junio de 1956 la Municipalidad había realizado una reunión informativa sobre el proyecto para erigir la Terminal de Omnibus, obra que contaría con la financiación del Estado bonaerense.

El 27 de octubre de 1959, Ecos Diarios informó que el Poder Ejecutivo bonaerense había suscripto el decreto que transfería 3.000.000 de pesos para la construcción de la terminal.

El 25 de enero de 1960 llegaban a la comuna los planos y proyectos elaborados por la Dirección de Arquitectura de la provincia, efectuándose el pertinente llamado a licitación.

En marzo de ese año, el Departamento Ejecutivo comunal dio a conocer un informe acerca de la obra proyectada.

"Siendo la Estación terminal de Omnibus uno de los proyectos del gobierno comunal, a pocos meses de iniciar su gestión realizó los trámites para que técnicos del Ministerio de Obras Públicas de la Provincia visitaran nuestra ciudad, con el objeto de dar opinión sobre la ubicación más adecuada de la misma”, precisaba el informe.

"Coincidentes las opiniones sobre la conveniencia de su construcción en el terreno contiguo al camino pavimentado, en la intersección de la ruta P-83 y avenida Sarmiento, el bloque de concejales de la UCRI presentó un proyecto de ordenanza por el cual se autorizaba al Departamento Ejecutivo a gestionar la cesión de ese terreno, realizando un concurso de anteproyectos y tramitar la obtención de un crédito para construir la obra”, agregaba.

En noviembre de ese mismo año, se realizó el llamado a licitación. El presupuesto oficial de la obra era de 4.997.652 pesos.

La obra se adjudicaba un año más tarde, el 10 de enero de 1961, a la firma Rafael Sánchez S.A.

Tras una serie de inconvenientes, el 17 de julio de 1964 se informaba que se habían reanudado los trabajos de construcción del edificio para la terminal, a cargo de la nueva empresa contratista, que aceleró las tareas.

 

Inaguración

El 12 de octubre de 1965, en el marco de los festejos del 84º aniversario de la ciudad, se procedía a la inauguración de la nueva terminal de ómnibus.

La madrina de la ceremonia fue la esposa del intendente municipal, señora Elida Dufau de Yelpo, quien procedió al corte de cintas.

Luego, monseñor José de Luis bendijo las instalaciones y el intendente Hugo Yelpo en su discurso destacó la importancia del nuevo edificio.

A continuación, la Banda del Grupo de Artillería de Defensa Antiárea 601, ejecutó el Himno Nacional Argentino, que fue coreado con verdadero fervor patriótico por el público.

En la crónica publicada por Ecos Diarios al día siguiente, se destacaban las características de la Terminal: "sus modernas estructuras, cómodas instalaciones y amplitud, fueron motivo de elogiosos comentarios por parte de la numerosa concurrencia”.

Por otra parte, la crónica hacía referencia a la nueva iluminación de la avenida 58, en el tramo comprendido entre la Terminal y la Plaza Rocha. Se trataba de un moderno sistema de iluminación de gas de mercurio.

En julio de 1966, tras ocho meses de actividad, la terminal ya había registrado un movimiento de 802.551 pasajeros.

En ese lapso, pasaron por la estación 32.880 ómnibus, además se habían despachado 328.817 encomiendas y cartas y 7.830 sacas postales.

 

Proyectos

Desde su inauguración, y con el paso de los años se han realizado diversas obras de mantenimiento y mejoras en el edificio de la terminal. Sin embargo, nunca se realizó ninguna obra integral de ampliación.

El proyecto más amplio en ese sentido y que nunca logró llevarse a cabo, fue el de Daniel Molina, en la década pasada.

Se pretendía realizar una obra de gran envergadura que preveía la integración de un edificio ampliado con la creación de un eco parque, un nuevo sector comercial, un predio ferial y una zona parquizada hasta orillas del río.

El ambicioso proyecto iba a ponerse en marcha a mediados de 2009, pero finalmente quedó sólo en los papeles.

Comentarios

Necochea // Argentina - Copyright 2016 · www.ecosdiariosweb.com.ar