15°Actual Min 13° Máx
locales

Comerciantes que apuestan a abrir durante todo el año

La oferta creció a pesar de que aún hay locales y hoteles sólo para el verano. Fuera de temporada, el movimiento aumenta durante los fines de semana

Comerciantes que apuestan a abrir durante todo el año
Pese a que el contexto de la Villa Díaz Vélez muestra hoteles tapiados, y un amplio porcentaje de locales que sólo abren en verano, algunos comercios desde hace algunos años intentan crear un circuito que ofrezca un paseo para comprar, mirar vidrieras o tomar algo, y como particularidad, abren los siete días de la semana, y según expresaron los comerciantes consultados por Ecos Diarios, durante los feriados y fines de semana, es cuando el movimiento se intensifica, y la zona cobra vida. Vale destacar que muchos trabajan con horario corrido los sábados y domingos, ya que el sector se estableció como el único con locales abiertos estos días, y tanto los vecinos del lugar, como los que viven en otros barrios, concurren cuando necesitan comprar algo. Además, quienes por cuestiones laborales sólo disponen de estos días para realizar sus compras, encuentran que pueden conseguir ropa, calzado, juguetes, artesanías, delicatesses o perfumes.  
Como rasgo distintivo, el sector que más creció dentro de la Villa Díaz Vélez, es el que se encuentra de la calle 4 a la 6, sobre todo sobre la 83, en el que la cuadra cuenta con todos sus locales abiertos los 365 días, los que también comparten el mismo horario, y generan un recorrido vistoso para los que concurren fuera de la temporada alta de turismo. De la calle 4 hacia al mar, el movimiento comienza a decaer, y se ven muchas más vidrieras cerradas. De todas maneras, los días de semana y más aún si está nublado, frío o lluvioso, se ve poca gente caminando, pero para los comerciantes se trata de una situación lógica, que transitan a la espera de un feriado de sol, en el que se revierta la tendencia. 
Por otro lado, el hecho de que sea una zona por momentos menos concurrida que el centro viejo, favorece a los que evitan esperar para ser atendidos, y durante esta época del año, además pueden estacionar en el lugar que elijan.  

Todos los días
Carina Quesada trabaja en un comercio dedicado a la venta de chocolates, dulces y licores artesanales. El local abre durante todo el año todos los días, aunque el movimiento más intenso, fuera de los meses de más calor, surge durante los fines de semana o feriados, en los que este punto de la ciudad queda como el único al que se puede recurrir para hacer compras o simplemente mirar vidrieras.
Durante la semana abren con horario cortado, cerrando en general a las 21; en cambio, fines de semana y feriados, lo hacen de corrido y suelen quedarse hasta más tarde. "Lo manejamos de acuerdo al público”, indicó Quesada, quien dijo que con los comercios vecinos, trabajan con el mismo horario. 
Ayer, la zona se vio muy tranquila, en parte a causa del día poco soleado, menos agradable para estar cerca de la costa; de todas maneras, la gente que vive cerca, suele comprar o recorrer los sectores comerciales y genera un movimiento, que aunque poco intenso, es estable. "Acompaña que los locales de la cuadra también están abiertos durante todo el año”, manifestó Quesada, realidad que atrae al público, que crece o decae también de acuerdo a la temperatura. Asimismo, para ella falta iluminación en la 83 y la 4 bis, pero siente que la zona es segura. 
"De acá a diez o quince años atrás cambió todo, se ha activado mucho, pero igual falta”, dijo Quesada. Al haber más locales abiertos así como nuevas confiterías, la zona logró crecer aún fuera del verano. 

Ventas y promociones
Verónica Alvarez comenzó con un local de ropa femenina dentro de una de las galerías de la zona que sólo abre de diciembre a marzo. Con la intención de seguir durante el invierno también, consiguió un local frente a la plaza San Martín y este es el primer año que empiezan a abrir todo el año los siete días de la semana, por lo que se encuentra expectante por ver de qué manera responde el público. Notó que las ventas aumentan durante los viernes, sábados y domingos, en parte por las promociones para comprar en cuotas con tarjeta de crédito. A su vez, los ayuda que el domingo éste sea el único punto comercial abierto en nuestra ciudad. 
La marca de Alvarez participó de NecoEmprende, la feria de productos locales que se realizó el fin de semana pasado en el Polideportivo, lo que le sirvió según comentó, para dar a conocer la ubicación de su local. Ahora, su apuesta radica en mantener una continuidad, lo que en los vecinos de la zona viene teniendo un impacto positivo, ya que notan que se trata de un crecimiento que suma al lugar. 

Emprendimientos
Gisella Luait trabaja en un local de venta de zapatos que hace seis año se estableció en la 83. En ese momento, para ella comenzó a manifestarse más fuertemente el crecimiento, guiado por varios emprendimientos privados que en simultáneo apostaron a la zona durante todo el año. Consideró cada vez más gente elige el lugar para montar su negocio. En cuanto al público, ve que hay gente del barrio que se maneja por ahí casi exclusivamente, y otros que se acercan especialmente buscando lo que se ofrece. Además, los fines de semana y los días de sol, se ve que indudablemente el movimiento aumenta; en cambio, de lunes a miércoles se ve tranquilo, el jueves arranca un poco, y cuando está cerrado el centro, la gente recurre mucho más.
Luait observó que la zona se encuentra limpia y cuidada, y no supo de robos en el último tiempo, lo que serían para ella alicientes para atraer al público aún fuera del período estival.///

A pocas cuadras 
Natalia Rebolleda hace cuatro años que abrió un local de ropa y calzado para mujeres en la Villa Díaz Vélez. Primero se ubicó sobre la calle 4, entre 83 y 85, y hace dos años eligió instalarse sobre la avenida 79, lo que la posiciona en un punto menos transitado que en las inmediaciones de la plaza San Martín, pero que no la deja en desventaja frente a otros comercios del rubro. 
Buscando la comodidad para las clientas en cuanto al estacionamiento (gratuito y con lugares disponibles), y con la idea de ofrecer algo distinto, Rebolleda encontró que la zona era perfecta, y optó por mantener el local abierto de lunes a lunes. 
Para ella cada vez hay más gente que hace sus compras en la zona, además la cercanía con un banco, consultorios y dependencias judiciales, genera cierto movimiento extra. Y también contribuye a las ventas, que la zona cuente con una oferta variada, porque la gente tiene varias opciones para elegir.
Ahora, con la futura reapertura del Hotel Marino, Rebolleda manifestó que cree que va a seguir el crecimiento y que la zona incrementaría el tránsito de público durante todo el año./// 

Comentarios

Necochea // Argentina - Copyright 2016 · www.ecosdiariosweb.com.ar