Actual Min 14° Máx
EL “KARMA” DE TRASCENDER POR CURIOSAS CUESTIONES

El fabricante de cubiertos, la mesa 86, los pechos al aire y el viento

De vez en tanto Necochea repercute en los medios nacionales por situaciones triviales, que nos sorprenden, hacen reír o enojan, según el prisma con los cuales las vemos. ¿Propaganda o perjuicio?

El fabricante de cubiertos, la mesa 86, los pechos al aire y el viento
Por Raúl Jáuregui
Redacción

Vaya a saber a qué razones del destino se debe, o tal vez porque lo merezcamos de algún modo, pero de vez en tanto el nombre de Necochea trasciende en los medios nacionales por cuestiones curiosas, triviales y hasta ofensivas, habitualmente generadas por personas que no han pisado nunca nuestra ciudad.
Se trata de hechos que obviamente nos sorprenden más a quienes vivimos en este rincón costero de la provincia de Buenos Aires, pero a veces se transforman en especies de "mitos” que quedan en la memoria colectiva de muchos.
La introducción viene a cuento del último "impacto” por el cual la ciudad volvió a ser noticia, liviana frente a tantas cuestiones importantes por las que atraviesa la sociedad argentina, pero noticia al fin: la breve entrevista de un movilero del canal capitalino América a un manifestante en la reciente movilización de la CGT.
La nota salió al aire en el programa "Animales sueltos”, que conduce Alejandro Fantino, y al ser entrevistado el individuo en cuestión, que no dio el nombre ni el movilero se lo preguntó, sostuvo que era de Necochea, había viajado once horas para acudir al acto y que estaba allí en protesta porque había cerrado una fábrica de cucharas, tenedores y cuchillos (dudó al decirlo), que tuvo durante 40 años en nuestra ciudad y que la había tenido que cerrar, dejando a 17 empleados en la calle.
El "ex fabricante” dijo estar pasándola "como el cu...”  y sobre la causa del cierre de su emprendimiento apuntó: "Porque no había laburo, todo entra de afuera… A mí me sale 10 pesos hacer una cucharita y las que llegan de afuera cuestan 2”.
Más allá de la contundencia del testimonio, mejor hubiera sido si mencionaba a otro lugar y no a Necochea, donde no se recuerda que haya existido una fábrica de cubiertos y el rostro del entrevistado es desconocido, siendo que habría estado produciendo en nuestra ciudad durante cuatro décadas. Una anécdota más, con el nombre de Necochea al medio.

Verano en el "tapete”
Las palabras del supuesto empresario de los cubiertos "fundido”, están cerrando un verano en el que nuestra ciudad estuvo en el candelero.
Primero con el topless playero de tres mujeres y el fuerte encontronazo con efectivos policiales, que cobró inusitada repercusión, incluso traspasando las fronteras de nuestro país, a tal punto que bajo el nombre de "tetazo” desembocó en marchas de mujeres con el torso descubierto en las principales ciudades argentinas.
A este hecho, sobredimensionado por cierto, se sumó la catarsis radial del conductor y actor capitalino Baby Etchecopar, quien vino a actuar en Necochea y se despachó con una fuerte crítica al hotel donde se hospedara, por la tarifa que le cobraron, extendiendo sus palabras a la ciudad, a la que maliciosamente comparó con Miami, donde " los peces son de colores, pero en Necochea con un viento que te vuela todo".
Eso sí, el controvertido Etchecopar calificó de "divina” tanto a la gente de Necochea como al Casino. En el caso del complejo ubicado frente al mar suena a cargada, viendo el estado calamitoso que tiene desde hace tiempo.

Una mesa "célebre”
Más jocosa, aunque en este caso con mayor certeza en cuanto a los dichos, fue la repercusión de la  "célebre” mesa 86 de Necochea, en las elecciones de 2003.
Es que en la tarde de aquél domingo de octubre el puntano Alberto Rodríguez Saá, hermano del entonces candidato a la presidencia de la Nación, Adolfo, y más allá de saber que quedaría muy lejos en los votos, conocidos los primeros cómputos salió a decir por TV: "Necochea, que es un caso emblemático y representativo de la provincia de Buenos Aires, nos da ganadores. Ganamos en la mesa 86 de esa ciudad".
De allí en más, en cada acto comicial, no pocos periodistas de los principales medios salen a preguntarse ¿quién ganó en la mesa 86 de Necochea?

El viento que duele
Si hay un tema que "pone de los pelos” a quienes hemos nacido en Necochea, es cuando se la critica por el viento, que de tanto ser repetida ha pasado a ser casi un rótulo.
Más allá que no se puede obviar que los vientos suelen castigar aquí más que en otros puntos de la costa atlántica, donde también soplan fuerte, la constante repetición del tema, máxime si sale de boca de famosos que en muchos casos jamás han estado en esta localidad balnearia, se torna poco menos que insoportable para los oídos de los residentes locales.
El cómico Antonio Gasalla es uno de los primeros que hizo hincapié en esta "falencia” de Necochea.
En tanto a mediados del año pasado, una propaganda televisiva de un conocido aperitivo la protagonizaban cuatro amigos, que tendrían disponible una casa quinta compartida con cuatro jóvenes suecas, pero "la mala” es que era en Necochea y el tiempo estaría "horrible”.
En contrapartida, y tratando de ser justos, se han escuchado varios elogios para nuestra ciudad por parte de conocidos comunicadores, como Marcelo Tinelli, Alejandro Fantino y Diego  "Chavo” Fucks  ente otros.
Dejando de lado las llamativas formas enumeradas de aparecer que ha tenido Necochea en los medios que más se consumen, algunos sostienen que no importa si se habla mal o bien de uno; lo importante es que se hable. ¿Será tan así? ///

¿Otra farsa del relato K?
La disparatada declaración del supuesto fabricante de cubiertos de Necochea se produjo en el marco de una marcha que terminó de forma violenta y que indudablemente tuvo un alto contenido político en contra del Gobierno, más allá del reclamo de la CGT.
No es casual que haya aparecido en pantalla este "empresario”, con un mensaje ajustado al tan mentado relato K de los últimos años. Similar a apariciones televisivas de supuestos trabajadores que hacían declaraciones favorables al Gobierno anterior y que luego resultaban no ser tales, o simplemente actores de reparto.
La incógnita sobre el fabricante de cucharas, tenedores y cuchillos repercutió en las últimas horas en las redes sociales y alguien reveló que su nombre era Miguel y que era dueño de una parrilla en el barrio porteño de Villa Devoto.///

Comentarios

Necochea // Argentina - Copyright 2016 · www.ecosdiariosweb.com.ar