Actual Min 14° Máx
locales

Indagarán a ex secretario de Juzgado Federal por faltante de 6 kilos de drogas

El cargamento de cocaína de alta pureza había sido secuestrado en 2010 por la Justicia bonaerense

Indagarán a ex secretario de Juzgado Federal por faltante de 6 kilos de drogas
Cinco años después de la desaparición de seis kilos de cocaína de una oficina del Juzgado Federal de Necochea, se solicitó la declaración indagatoria del ex secretario de esa dependencia judicial, César Rubén Lisa, quien al momento del faltante se desempeñaba como titular de la Secretaría Penal.
Según información a la que pudo acceder Ecos Diarios, el ministerio público fiscal, a cargo del doctor Juan Manuel Portela, solicitó la declaración indagatoria de Lisa, quien era el único responsable de los elementos sustraídos, ya que sólo él tenía llave del depósito ubicado en el primer piso del edificio de calle 56 y 61.
Tras varios años de investigación y ante la falta de elementos de prueba que permitieran determinar la identidad de quien sustrajo la droga, dinero en efectivo y otros elementos que se encontraban en un depósito judicial del que sólo Lisa tenía llave, se le imputaron al ex secretario varios delitos de posible incumplimiento de deberes de funcionario público.
Lisa se halla imputado en una causa a cargo de la Fiscalía Federal por los posibles delitos de violación de medios de prueba, registros o documentos y falsedad ideológica de documentos públicos, previstos y reprimidos por los artículos 255 y 293 del Código Penal.
El titular del Juzgado Federal de Necochea, Bernardo Bibel, se excusó de intervenir en la causa, ya que tiempo después de iniciada la instrucción, denunció nuevas irregularidades que se incorporaron al caso.
Por tal motivo, intervendría en la causa un juez de jurisdicción que designe la Cámara Federal de Apelaciones de Mar del Plata.
Según trascendió, tras la indagatoria, la causa podría ser llevada a juicio en el transcurso de los próximos meses.

Un escándalo
En junio de 2010 la Policía bonaerense aprehendió a un sujeto en el barrio Los Tilos luego de un insólito incidente en el que se suponía que una joven había sido secuestrada. 
Durante el procedimiento, la policía aprehendió a un sospechoso y descubrió un bolso en su vehículo que contenía seis kilos de cocaína de máxima pureza, que en ese momento tenía un valor próximo a los 600.000 pesos.
Debido a las características del hecho, la Justicia bonaerense derivó la causa al Juzgado Federal, por entender que se trataba de un delito de transporte de estupefacientes que podría requerir investigaciones en otras provincias.
La droga secuestrada fue por ello derivaba al Juzgado Federal, donde quedó guardada en un depósito del primer piso del edificio de la calle 56 y 61.  Del depósito en cuestión sólo tenía llave el secretario penal del juzgado, César Lisa. 
Un año más tarde, más precisamente el 23 de septiembre de 2011, el prosecretario administrativo del juzgado, al dirigirse al depósito a buscar elementos de prueba, constató el faltante de elementos allí preservados.
Según el inventario de elementos desaparecidos realizado en ese momento y que consta en la causa, faltaban aproximadamente seis kilos de clorhidrato de cocaína y 400 pesos. También 182 monedas de 1 peso, 161 monedas de 50 centavos, 226 monedas de 25 centavos, 125 monedas de 10 centavos y 70 monedas de 5 centavos. 
De acuerdo a las investigaciones llevadas adelante por la Fiscalía durante los siguientes cuatro años, la desaparición de la droga y de los 400 pesos podría haberse producido entre el 30 de marzo de 2011 y el 23 de septiembre de 2011. Mientras que las monedas podrían haber desaparecido entre el 23 de marzo de 2010 y septiembre de 2011.

Irregularidades
La desaparición de la droga provocó una gran conmoción en la comunidad. En ese momento el Juzgado se encontraba a cargo de un juez subrogante, que inmediatamente solicitó varias medidas de oficio y dio intervención a la Fiscalía Federal.
Durante la instrucción se tomó testimonios a empleados de limpieza, personal policial a cargo de la vigilancia y cerrajeros que constataron que las medidas de seguridad del depósito eran mínimas y que el responsable de la llave era el secretario Lisa, quien tenía su oficina lindante con el lugar donde se encontraban a resguardo la droga y los elementos secuestrados en varias causas judiciales.
Meses más tarde, el mismo Lisa envió a la Fiscalía Federal actuaciones que daban cuenta del faltante de un arma Smith Wesson calibre 38 y de una pistola marca Bagual, que también habrían desaparecido en el período en que se detectó la sustracción de la droga, pero que no habían sido inventariados.
De acuerdo a lo actuado, los elementos secuestrados y reservados por secretaría (en causas penales) se encontraban bajo la exclusiva custodia del secretario penal, quien sería, conforme las probanzas colectadas en la causa, la única persona que tenía la llave de acceso al depósito.
Según documentos públicos a los que tuvo acceso Ecos Diarios, la Fiscalía señala que el titular de la Secretaría Penal del Juzgado Federal de Necochea "al momento en que se habrían sustraídos los elementos faltantes previamente referidos, César Rubén Lisa, habría tenido una conducta imprudente o negligente en la custodia, la cual habría dado lugar a que un tercero indeterminado sustrajera dolosamente los mismos”.
Además se le imputa el delito de Falsedad ideológica porque en los inventarios realizados por Lisa no constaría la desaparición de un arma de fuego y por lo tanto, en el informe actuarial del 26 de septiembre de 2011 habría "insertado datos falsos”.
Cabe señalar que en 2013 la Corte Suprema de Justicia de la Nación dispuso aplicar la sanción de cesantía a Lisa, quien ya se encontraba jubilado y por lo tanto se le suspendió el pago de la pensión ///

Comentarios

Necochea // Argentina - Copyright 2016 · www.ecosdiariosweb.com.ar